En España, la transmisión de la propiedad de un bien inmueble se configura en un sistema de título (contrato o justa causa) y el modo (la entrega posesoria) real o simbólica.

 

Los 2 únicos requisitos para la transmisión de la propiedad son el título y el modo.

La Inscripción en el registro de la Propiedad tendrá carácter declaratorio y no constitutivo como puede ser en el sistema alemán. Y servirá al adquiriente para beneficiarse de la protección prevista en artículo 34 de la Ley Hipotecaria. La propiedad se transmite con título y modo en sistema español.

El SISTEMA ESPAÑOL

Es una combinación de dos sistemas:

-Sistema francés (sólo necesita el título, el modo no es más que la ejecución de la obligación y se dan en Francia, Portugal, Belga, Inglaterra, y Holanda entre otros) y

Sistema alemán (la propiedad se adquiere y transmite por simple acuerdo de las partes, seguido de la traditio, independientemente del negocio que motivó la transmisión. La propiedad se adquiere y transmite por un acuerdo abstracto unido a la inscripción en el Registro de la Propiedad que es constitutiva, salvo excepciones)

Con lo que el sistema español se basa en la concurrencia de 2 elementos:

Si falta el título no habrá transmisión de la propiedad sino de la posesión, y si falta la entrega sólo existe una pura relación obligacional. La entrega, en cualquier caso, podrá ser real, con verdadero traslado posesorio, o ficticia, efecto que se a al otorgamiento de la escritura pública de compraventa en virtud de lo dispuesto en 1.462 Código Civil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.